endodoncia

endodoncia 3.jpg

¿Alguna vez has ido al dentista y te han dicho que te tienen que hacer una “endondoncia”?

¿Qué es una endodoncia?

 

Se llama endodoncia a un tipo de tratamiento que consiste en la extirpación de la pulpa o nervio dental y el posterior relleno y sellado (obturación) de la cavidad pulpar con un material inerte. También es conocida como “matar el nervio” o como “tratamiento de conductos”.

 

Este procedimiento es importante para evitar que pierdas tu pieza dental. Es el último recurso que se tiene antes de retirar o extraer un diente que se considera enfermo, muerto o dañado. Por eso su importancia o relevancia. 

 

Una vez realizada la endodoncia, el diente se reconstruye para que tenga un aspecto natural, recupere su funcionalidad y no vuelva a presentar molestias al realizar actividades cotidianas, como comer.

 

Algunos síntomas previos a la endodoncia

 

  • Sensibilidad a estímulos fríos, calientes, alimentos dulces o ácidos.

  • El dolor puede ir variando en intensidad.

  • Molestias al masticar.

  • Cambio de color del diente a un tono más obscuro.

 

¿Cuándo se debe realizar una endodoncia?

 

Se aplica en piezas dentales fracturadas, con caries profundas que presentan lesiones en su tejido pulpar  -éste se localiza en la parte más profunda de una pieza dental- que se conocen como pulpitis.

 

En dientes con pulpa necrótica o lesión irreversible.

Si bien en muchas ocasiones la caries puede ser tratada con un empaste dental -u obturación-, hay otras en las que el daño sufrido por el diente es tan grande que se hace necesario recurrir a la endodoncia.

 

Esta es irreversible y la única opción terapéutica es la extirpación total de la pulpa dental, y la obturación (sellado) tridimensional del conducto dentario.

 

Beneficios de realizarse una endodoncia

 

  • Salvar la pieza dental de ser extraída.

  • No es un procedimiento doloroso.

  • Eliminar el dolor intermitente o constante en una pieza dental.

  • Eliminar la sensibilidad al frío o calor, así como a alimentos dulces o salados.

  • Curar infecciones previas evitando el dolor.

¿En qué casos NO está indicada la endodoncia?

 

No siempre estará indicada la endodoncia en los siguientes casos:

 

  • Se podrá optar por la extracción de la pieza dental cuando existe imposibilidad de restaurar la misma.

  • Cuando se han producido reabsorciones dentales importantes.

  • Cuando existen perforaciones de las raíces dentales, fracturas verticales o enfermedad periodontal grave.

  • También en dientes sin valor estético o funcional, por ejemplo en muelas del juicio sin antagonista con el que pueda ocluir para masticar o en otras circunstancias.

 

Prevención

 

  • Cuidar las piezas dentales de la aparición de caries,

  • Cepillarse adecuadamente los dientes después de cada comida.

  • Visitar al dentista por lo menos 2 veces al año, para cerciorarse de que no se tiene caries y que tus dientes están fuertes y sanos.

  • Evitar morder alimentos o cosas duras que provoquen fractura en las piezas dentales.

 

AGENDA UNA CITA con nosotros para hacerte una valoración si crees que puedes requerir este tratamiento o presentas alguno de estos síntomas.

Recuerda que puedes salvar tu pieza dental

 

Contamos con especialista en endodoncia.