ortodoncia

¡cómo tener una sonrisa de 10!

mujer-sonrisa.jpg

¿Alguna vez has ido al dentista y te han dicho que te tienen que hacer una “ortodoncia”?

 

¿Qué es ortodoncia?

 

Ortodoncia es una especialidad de la odontología que se encarga de la corrección de los dientes y huesos ubicados incorrectamente.

 

Los dientes en mala posición y los que no muerden correctamente unos contra otro son difíciles de mantener limpios, corren riesgos de pérdida prematura debido a caries y enfermedades periodontales, y ocasionan una tensión o fuerza adicional sobre los músculos de la masticación que puede generar dolores de cabeza, síndrome de la articulación temporomandibular (ATM) y dolores varios en cuello, hombros y espalda.

 

Además, los dientes girados o posicionados incorrectamente menguan nuestro aspecto estético.

 

Los tratamientos de ortodoncia tienen la ventaja de proporcionarnos una boca sana, una sonrisa de aspecto agradable y dientes con mayores posibilidades de durar toda la vida.

 

El especialista en este campo recibe el nombre de ortodoncista.

ortodoncia con guantes.jpg

¿Cómo sé si necesito un tratamiento de ortodoncia?

 

A rasgos generales, necesitan una ortodoncia todos aquellos que presenten mala oclusión de los dientes, puesto que esta anomalía puede impedir una masticación adecuada, la correcta limpieza de los dientes -con consecuencias negativas para la salud dental, como caries, pérdida de dientes, problemas de encías o desgaste del esmalte- o, incluso, generar inseguridad o hacer que los pacientes se sientan cohibidos en su desenvolvimiento del día a día por una estética inadecuada.

 

Sólo tu dentista u ortodoncista puede determinar si necesitas un tratamiento de ortodoncia basándose en alguno de los elementos de diagnóstico tales como:

 

  • Historia clínica y odontológica completa,

  • Examen clínico,

  • modelos en yeso de sus dientes,

  • Revisión ocular en consultorio dental para determinar si la oclusión es correcta,

  • Radiografías y

  • Fotografías.

 

De acuerdo con el diagnóstico realizado, tu ortodoncista decidirá si necesitas un tratamiento de ortodoncia y desarrollará un plan de tratamiento adecuado a tus necesidades.

mitad brackets.jpg

Cuando se detecte que se tiene alguno de los siguientes casos o situaciones, es muy probable que requieras realizarte un tratamiento de ortodoncia para corregirlo:

  1. Malposición dentaria: se recurre a la ortodoncia cuando la corona de un diente está gravemente desplazada de su posición correcta. 

  2. Incisivos con mal ángulo: la ortodoncia con dispositivos fijos corrigen el ángulo de los incisivos superiores, inferiores y ambos, en bloque.

  3. Pérdida prematura de dientes de leche: Cuando se pierde un molar es posible que se necesite colocar un ‘mantenedor de espacio’ para que el nuevo diente tenga su sitio reservado.

  4. Sobremordida: Las coronas de los dientes anteriores superiores cubren casi por completo las coronas de los dientes inferiores.

  5. Submordida: El paciente presenta un aspecto de "bulldog", ó los dientes inferiores se extienden excesivamente hacia delante o bien los superiores se posicionan muy hacia atrás.

  6. Mordida cruzada: Se presenta cuando al morder normalmente, los dientes superiores no caen levemente por delante de los inferiores anteriores o ligeramente por fuera de los dientes inferiores posteriores.

  7. Mordida abierta: Espacio que se produce entre las superficies de mordida de los dientes anteriores cuando de algún lado el resto están cerrados.

  8. Línea media desplazada: Se produce cuando la línea imaginaria que divide en el centro a los dientes anteriores superiores no se alinea con la de los dientes inferiores.

  9. Espaciamiento: Separaciones o espacios entre los dientes como resultado de piezas faltantes o dientes que no ocupan todo el espacio.

  10. Apiñamiento: Cuando los dientes son demasiado grandes para ser acomodados en el espacio que ofrecen los maxilares.

  11. Dientes rotados: la ortodoncia consigue hacer movimientos de rotación para ubicar de manera precisa el diente.

  12. Espacio excesivo entre los dientes: los aparatos de ortodoncia fijos consiguen cerrar espacios moviendo en bloque todo el diente (corona y raíz).

  13. Problemas con el habla: los dispositivos de ortodoncia pueden solucionar problemas con el habla -es decir, dificultad para pronunciar ciertos fonemas correctamente- ocasionados por proyección de la mandíbula, mordida abierta, protrusión de los incisivos superiores, sobremordida horizontal, ausencia de molares superiores permanentes o deglución atípica.

  14. Respiración por la boca: una placa vestibular que impida al paciente respirar por la boca puede resultar de gran ayuda en el tratamiento determinado por un otorrinolaringólogo para estos casos.

  15. Apnea del sueño: hay algunas ocasiones en las que este trastorno es fruto de una alteración de la oclusión cuando el desarrollo de la mandíbula inferior no ha sido normal, por lo que el uso de la ortodoncia para arreglar la mordida puede ayudar en este trastorno.

  16. Problemas de articulación de la mandíbula: en ocasiones puede resultar útil el uso de protectores bucales o de la mordida, también conocidos como férulas o aparatos. Su efectividad varía mucho entre los pacientes con diagnóstico de trastornos de los músculos y la articulación temporo mandibular (ATM), los cuales afectan a las articulaciones y los músculos de la masticación que conectan la mandíbula inferior al cráneo. Sus síntomas son dificultad o molestia al morder o masticar; chasquido o chirrido al abrir o cerrar la boca; dolor facial sordo en la cara; dolores de cabeza y oído o sensibilidad o bloqueo de la mandíbula.

tipos de mordida para web RIO.png

¿Cómo funciona el tratamiento de ortodoncia?

 

En general, el tratamiento de ortodoncia utiliza diferentes dispositivos con la finalidad de corregir anomalías de los dientes y los huesos maxilares, volver a entrenar los músculos y modificar el crecimiento de las mandíbulas, obteniendo mejoras en mayor o menor grado -dependiendo del problema y las características del paciente- tanto en la función de los dientes como en el aspecto estético de la cara, así como el estado de las encías.

 

Estos aparatos funcionan aplicando una presión suave sobre los dientes y los huesos. La severidad del problema determinará cuál será el enfoque dental más eficaz.

 

Los aparatos fijos incluyen:

 

Ortodoncia: Los aparatos fijos más comunes, consisten en un sistema de bandas, alambres y brackets. Las bandas se fijan alrededor de los dientes, o el diente, y se usa como anclaje del aparato, los brackets se cementan en el frente del diente. Los alambres del arco se pasan a través de los brackets y se atan en las bandas.

 

Al ajustar los alambres se ejerce presión sobre los dientes y se los mueve gradualmente a la posición correcta. La ortodoncia se ajusta mensualmente a fin de lograr los resultados deseados, éstos pueden llevar meses o un par de años. Las ortodoncias de la actualidad son más pequeñas, livianas y con menor cantidad de metal que en el pasado. Vienen en colores brillantes para los niños o modelos transparentes preferidos por los adultos.

 

Además de brackets como aparatos fijos, también los siguientes tipos de aparatos:

 

  • Aparatos fijos especiales y

  • Retenedores de espacios fijos

 

Los aparatos removibles incluyen:

 

  • Alineadores

 

  • Aparatos de reposicionamiento de la mandíbula

 

  • Retenedores de espacios removibles

 

  • Separadores de labios y mejillas

 

  • Expansor de paladar

 

  • Retenedores removibles

Contamos con clínicas en Veracruz y Boca del Río. 

Brackets, Brackets en Boca del Río, Brackets en Veracruz, ortodoncista, especialista en ortodoncia, brackets estéticos, tratamiento de ortodoncia, brackets dentales, cuánto cuesta un tratamiento de ortodoncia, 

mujer-sonriendo-sanitas.jpeg

Agenda una cita con nosotros si consideras que requieres un tratamiento de ortodoncia para que te hagamos una valoración.  Llámanos para que te comentemos las promociones con las que contamos.